Ideas para Financiar tus Ideas

Blog rubenherrera 03nov16 banner
Cada vez somos más los jóvenes que tenemos una gran idea para iniciar un negocio, sin embargo las fuentes de financiación suelen ser complicadas. No es necesario heredar dinero, o una deuda en un banco, hay nuevas formas de darle alas a tu empresa.

Es muy fácil soñar, y entre tanto sueño en algún momento se ha cruzado por nuestra cabeza la idea de fundar nuestra propia empresa en algún momento; sean las razones que sean, una empresa te hace artífice de tus ilusiones y dueño de tu futuro. Sin embargo el verdadero problema es dar el primer paso hacia la constitución de eso que se convertirá en toda una aventura, donde el aprendizaje se obtiene especialmente a través de “prueba y error”. Lo principal que se debe tener en cuenta, al iniciar tu proyecto, es que este es una inversión, y al igual que una apuesta, debes estar preparado tanto para ganar como para perder.

Una vez dicho esto, muy probablemente debes estar pensando que para hacer una inversión, necesitas el recurso financiero, que hoy en día sigue moviendo el mundo. No es necesario que acudas a alguna entidad financiera, y adquieras una deuda, para echar a andar esa idea, mucho menos que algún pariente lejano, del que probablemente desconocías su existencia, te haya dejado una jugosa herencia. Hoy por hoy, en gran parte gracias a las tecnologías de la información y la comunicación, hay nuevas formas en las que puedes darle rienda suelta a ese sueño.

Primero debes saber qué hace unos años atrás, se iban creando redes de personas que colaboraban entre sí; cada una aportaba desinteresadamente, desde su experticia, para el desarrollo de un proyecto. A esto, hoy día, se le llama crowdsourcing, lo cual dio paso a ideas muy buenas pero sin recursos para echarse a andar. En ese sentido los interesados comenzaban a pedir pequeñas donaciones, sin imaginar un éxito mayor al esperado. A esta forma de obtener recursos se le llamó crowdfunding, o dicho en español, financiación colectiva o micromenecenazgo.

Ahora te debes estar preguntando cómo funciona el crowdfunding, y la verdad es que es relativamente muy sencillo, puesto que existen diversas plataformas para ello. Una vez has localizado la que más te convenza y te hayas registrado en la misma, puedes dar a conocer en la red tu propuesta; en este punto todo depende de ti y de cómo vendas tu proyecto, recuerda que estas pidiendo ayuda, por lo que debes hacer ver a tu idea lo más atractiva posible, sin caer en la exageración o la mentira. Ten en cuenta que la idea del crowdfunding es que la financiación no vendrá de una sola fuente, es decir que varias personas podrán aportar pequeñas o grandes cantidades de dinero, hasta que hayas conseguido lo suficiente para que tu proyecto inicie a caminar.

Por supuesto que en este momento la pregunta debe ser ¿qué ganan las personas que decidieron apoyar mi proyecto? Todo depende del tipo de crowdfunding por el cual hayas optado, puede que estemos hablando desde una donación, una recompensa hasta una inversión e incluso un préstamo. Si se trata de una donación, pues se entiende que la persona que aporta con su dinero no espera nada a cambio; si se tratase de una inversión o un préstamo, esta persona estaría esperando un interés o acciones sobre la iniciativa respectivamente. Sin embargo la recompensa puede que sea la forma de retribución más interesante, dado que la persona, si bien espera algo a cambio, puede ser desde un agradecimiento muy especial, hasta recibir una cortesía del producto o servicio que tú ofreces.

Casos exitosos de crowdfunding hay por todo el mundo, basta con describir tu requerimiento en el buscador para encontrarlos; hay desde soluciones a la crisis energética, juegos de mesa, desarrollo de aplicaciones móviles, hasta ideas que suenan muy locas como ascensores a la luna y estrellas de la muerte. Lo cierto es que cualquiera sea el caso, no debes dejar de tener en mente que la creatividad es el único límite para que tu idea se haga una realidad.


Blogger JOVEN360

Rubén López

Soy un joven con el interés de aprender algo nuevo todos los dias y de dar lo mejor en cada proyecto que emprendo.


 

Comentarios

1
  • User default
    rosibel Herrera de López
    Por: Anominimo hace alrededor de 2 años

    Muy interesante, solo necesitamos iniciativa y entusiasmo, además de encontrar los contactos esperados

Te podría interesar

Éxito: mitos y realidad

El dinero es sólo papel y metal, el trabajo muchas veces es una rutina cruel, el estatus social es un baile de máscaras en el gran salón de la vida, la fama es un espejismo producido por todo lo anterior. La felicidad es pureza y eternidad.


Primer trabajo, tengo miedo

No había pasado mi primer mañana en el nuevo trabajo, en mi primer trabajo y me descubrí padeciendo un ataque de ansiedad; sin razón aparente dado que el ambiente por parte de todos era ameno...


Soy nuevo en un mundo laboral complejo.

Muchos jóvenes le tenemos miedo a ser adultos, y es lo más real y normal que nos puede pasar cuando estamos llegando al momento en que debemos ser productivos e independientes económicamente.


Tags más populares